miércoles, 22 de mayo de 2013

Tarta Red Velvet y Cupcakes Red Velvet

Esta receta la encontré en una revista de repostería y es una receta bastante fácil y salé riquísima. Es la primera vez que la hago y quedé muy contenta, así que os la aconsejo.
En la receta pone que se tienen que utilizar 3 moldes de 20 cm. de diámetro o 2 moldes de 23 cm. de diámetro, pero como yo no tengo moldes de esos tamaños pues utilicé fuentes o moldes (es que no sé como se llaman) de papel de aluminio, los venden en los chinos, salen muy bien y no se pegan los bizcochos. Sobre el relleno, la cobertura más utilizada es el glaseado de crema de queso pero como no tenia los ingredientes, hice un glaseado normal, que es la cobertura tradicional de esta tarta.
Espero que os guste el resultado, a mi me encantó.

Ingredientes para la masa:
  • 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 gr. de azúcar extrafino
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 300 gr. de harina
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 240 ml. de suero de leche*
  • 2-3 cucharadas de colorante alimentario líquido rojo (yo use en gel de la marca Wilton)
  • 1 1/2 cucharaditas de vinagre de vino blanco
  • 1 1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico
*Para hacer suero de leche casero, añadir una cucharada de vinagre a 230 ml. de leche y dejar reposar 10 minutos.

Ingredientes para el glaseado tradicional:
  • 240 ml. de leche
  • 5 cucharadas de harina (tamizada)
  • 125 gr. de azúcar glass
  • 250 gr. de mantequilla
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
Elaboración de la masa:
  • Precalentar el horno a 180 ºC. Engrasar y forrar los moldes. (Los moldes de papel de aluminio que yo usé no los forré sólo los engrasé y no se pegaron nada).
  • Con una batidora eléctrica, batir la mantequilla y el azúcar extrafino en un bol hasta que la mezcla quede cremosa; añadir los huevos uno a uno y el extracto de vainilla.
  • En otro bol, tamizar la harina, el cacao en polvo, la levadura y la sal, y remover.
  • Verter el suero de leche en un tercer bol y mezclar con el colorante rojo hasta conseguir un tono intenso.
  • Incorporar una tercera parte de los ingredientes secos a la mantequilla mezclada con el azúcar. Remover para mezclar bien. Verter en la mezcla un tercio del suero rojo, sin dejar de batir.
  • Continuar añadiendo tercios de los ingredientes secos y del suero lentamente hasta que se mezclen bien. Intentar no batir demasiado la mezcla.
  • En un bol pequeño, mezclar el vinagre con el bicarbonato sódico hasta que esta preparación espume y salgan burbujas. Añadirla rápidamente a la masa del pastel.
  • Dividir la masa uniformemente entre los moldes y alisar la parte superior con el dorso de una cuchara o una espátula.
  • Hornear los pasteles entre 20 y 25 minutos o hasta que, al insertar el palillo, este salga limpio. Sacar del horno y dejar enfriar unos 5 minutos, antes de desmoldarlos y sacar el papel de hornear. Colocar en una rejilla para que se enfríen.
Elaboración del glaseado tradicional:
  • Mezclar los 240 ml. de leche con las 5 cucharadas de harina en una cacerola, a fuego medio, y continuar removiendo hasta que espese. Dejar a un lado para que se enfríe. Entretanto, batir 125 gr. de azúcar glass, 250 gr. de mantequilla y 1 cucharadita de extracto de vainilla hasta que espume. Finalmente, remover la mezcla anterior en la leche enfriada y la harina hasta obtener un glaseado liso.

Os voy a poner también la receta del glaseado de crema de queso por si se lo quereis echar a la tarta en vez del glaseado tradicional.

Ingredientes para el glaseado de crema de queso:
  • 100 gr. de mantequilla
  • 600 gr. de azúcar glass tamizado
  • 250 gr. de crema de queso (1 tarrina de queso Philadelphia)
Elaboración:
  • Comprobar que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.
  • En un bol, batir la mantequilla hasta que quede cremosa; añadir el azúcar glass, poco a poco y continuar removiendo. 
  • Incorporar la crema de queso y batir de nuevo.

Cómo montar la tarta
  • Con ayuda de una espátula, extender una capa delgada sobre la base del pastel (también encima de la central si se han hecho tres niveles),  poner encima las capas de los bizcochos. Finalmente, extender generosamente sobre el último piso la crema de queso restante (o la cobertura que hayamos elegido) y también por los laterales.
  • Y ya tenemos nuestra tarta montada.

Si nos sobra algo de masa de hacer los bizcochos se pueden hacer unos ricos cupcakes y se pueden adornar con el glaseado de crema de queso o con el glaseado que hayamos echo. Aqui os dejo algunas fotos del resultado de la receta. Espero que os animéis a hacerla.










No hay comentarios:

Publicar un comentario